Sistema único de Volvo autobuses mejora la seguridad para usuarios de las vías públicas sin protección

Volvo autobuses está tomando otro paso importante hacia el incremento de seguridad para usuarios de las vías públicas del entorno urbano sin protección. El Sistema de Detección de Peatones y Ciclistas, será introducido en los autobuses urbanos de Volvo para Europa en el 2017 y reducirá el riesgo de accidente para peatones y ciclistas en las calles que operan los autobuses.

“Accidentes que involucren autobuses y usuarios de las vías públicas sin protección ocurren raramente, pero cuando suceden las consecuencias pueden ser muy serias. Para poder minimizar estos riesgos, es importante que los conductores y cualquiera que se mueva alrededor de los autobuses – como en paradas de autobuses y cruces peatonales – pongan mucha atención al tránsito. En este contexto el Sistema de Detección de Peatones y Ciclistas ofrece un gran apoyo”, dijo Peter Danielsson, Director de Dispositivos de Vehículos y Seguridad en Volvo Buses.

El Sistema de Detección de Peatones y Ciclistas monitorea de manera continua las inmediaciones del autobús a través de una cámara. Cuando el sistema detecta usuarios sin protección cerca del autobús, transmite un sonido para alertar a otros usuarios de que el autobús se está acercando. Simultáneamente, el conductor es notificado a través de un sonido y señales de luz dentro del vehículo. Si se cree que el riesgo de un accidente es inminente, la bocina del conductor es activada.

“Varios de los componentes de nuestro sistema se basan en la misma tecnología probada y experimentada de muchos autos. Pero somos los únicos fabricantes de vehículos que ofrece una solución que notifica de manera simultánea tanto al conductor como al usuario de la vía pública sin protección”, dijo Peter Danielsson.

La introducción de este tipo de sistemas de alerta es parte del programa de electromovilidad de Volvo Buses. Conforme la proporción de vehículos electrificados de transporte urbano continúa creciendo, gases de escape y el sonido siguen desapareciendo. Al mismo tiempo, es importante eliminar cualquier riesgo que pueda surgir conforme el vehículo opera en el entorno urbano de manera silenciosa.

“El autobús puede ser escuchado, pero sin tener que ser perturbador. Hemos resuelto este problema desarrollando un sonido artificial de fondo con un rango de frecuencia que no se percibe como perturbador. Por ejemplo, no penetra ventanas con acristalamiento triple, a diferencia del sonido de baja frecuencia que genera un motor de diésel”, explica Peter Danielsson.

Este otoño, el Sistema de Detección de Peatones y Ciclistas se convertirá operacional en pruebas prácticas en la ruta 55 de Gotemburgo. En IAA el nuevo sistema será presentado junto con varias innovaciones de seguridad de Volvo, como Volvo Dynamic Steering, Collision Warning & Emergency Brake y Lane Keeping Support.

Hechos, Sistema de Detección de Peatones y Ciclistas

  • Introducido en los autobuses urbanos de Volvo para Europa en el 2017.
  • Consiste de una cámara, sistema de procesado de imagen y algoritmos para detectar peatones y ciclistas. Alerta para el conductor con señales de luz y sonido. Sonido artificial de fondo, amplificador y bocina.
  • Cumple los requisitos mínimos de nivel de sonido que será introducido para vehículos eléctricos en Estados Unidos en el 2019.
  • En velocidades menores a 50 km/h, un autobús que corre con electricidad es mucho más silenciosos que un autobús con motor diésel. En velocidades mayores, la mayor parte del sonido es ocasionado por fricción entre las llanadas y la superficie del camino.

 

Septiembre del 2016.

 

Para más información contactar a:
Sergio Rubinstein, Gerente de Marketing y Administración Comercial, Volvo Group México
Correo Sergio.rubinstein@volvo.com